18.6.15

El mar

Desde esta orilla
bajo la penumbra
tus piernas desgarradas y tu alma
con la mía; calladas
como nuestros labios
estrangulándose
tan solo la noche
que nos pide el silencio
tu corazón despellejado que late
me golpea en el pecho
tus lunares
que siguen velando
mis (nuestras) mentiras más oscuras
como tus carmín
que no paran de desgarrarme
mientras la noche nos calla
callame
callémonos
mientras la orilla se convierte en océano
silencio
ya está
ya pasa